para todo tipo de malestares como tos, resfriado, estreñimiento y un largo etcetera.

Remedio para el mal aliento

El mal aliento, o halitosis por su termino medico puede ser causado por varios motivos o incluso indicar enfermedades. Puede afectar las relaciones sociales y la confianza en uno mismo. Eliminarlo puede ser sencillo, pero requiere constancia.

¿Qué lo produce?

El mal aliento puede ser causado por diversas causas y enfermedades. Los alimentos pueden causar el mal aliento si quedan residuos en los dientes que ocasionan el mal aliento al descomponerse, además es más común tener mal aliento al comer especias, ajo o cebolla por su fuerte aroma. El no tener una buena higiene bucal es causa de mal aliento ya que en los dientes quedan partículas de comida que al juntarse forma la placa y esto ocasiona que las encías se inflamen e irriten y que al cepillarlos sangren, también en la lengua se puede formar la placa y de igual manera genera el mal aliento.

Fumar tabaco o consumir tabaco son más vulnerables a adquirir enfermedades que afectan a las encías además producen un olor fuerte y desagradable.

¿Cómo tratar el mal aliento cuando viene del estómago?

Es importante detectar si el mal aliento proviene del estómago o de algún alimento que se haya ingerido. Si se padece de reflujo es recomendable comer tomate, arándanos, lentejas y judías ya que contienen propiedades como el polifenol y perxidasas que contrarestan el azufre y ácido que se encuentra en el estómago y que sube ocasionando el reflujo.

Al padecer ulceras causadas por la bacteria H. pilory se aconseja tomar té de ginseng rojo coreano, té de arándano, té verde ya que ayudan a eliminar las bacterias por ser antimicrobianos. Se aconseja tomarlo antes de cada comida, para su preparación se requiere poner a hervir 2 cucharadas de algunos de los tés mencionados en 250 ml, se debe dejar reposar por 10 minutos y después ingerir. También el comer frutas como kiwi, ciruela, arándanos y el caqui ayudan e eliminar bacterias ajenas al estómago y a aminorar el reflujo.

¿Cómo tratar el mal aliento por encías inflamadas?

En el caso de las encías se puede preparar una pasta dental casera con agua oxigenada y bicarbonato de sodio, es eficaz ya que elimina las bacterias que ocasionan que las encías se inflamen además de que funciona como antibiótico si se tiene una herida bucal. Para prepararlo solo se necesita 10 gr de bicarbonato de sodio y 6 ml de agua oxigenada, se aconseja lavar los dientes 2 veces al día con esta pasta casera.

También se puede preparar un jugo de arándano casero solo se necesitan 500 gr de arándanos, 25 gr de miel y 500 ml de agua, se aconseja tomarlo de 2 a 3 veces al día. Esto ayudará a aminorar la inflamación de las encías y a eliminar las bacterias o gérmenes que lo ocasionan.

¿Por qué tengo mal aliento y dolor de garganta?

Algunas infecciones como la amigdalitis pueden ocasionar mal aliento debido a que las plaquetas (tienen la función de unir las amígdalas) cuando se inflaman producen mal olor y este es exhalado por medio de la boca. La amigdalitis puede ser causada por no llevar una buena higiene bucal, tener restos de comida entre los dientes que comienzan a descomponerse, poca salivación o tener un bajo sistema inmunológico.

¿Por qué tengo mal aliento y dolor de estómago?

El tener problemas estomacales como las ulceras puede ser la causa de tener mal aliento ya que las ulceras pueden llegar a sangrar. También el tener reflujo puede causar mal aliento ya que el ácido y azufre sube al esófago e incluso puede llegar a la garganta y generar desgaste en la dentadura y garganta lo cual puede llegar a ocasionar el incremento de bacterias.

¿Por qué tengo mal aliento con olor metálico?

Se le conoce como gingivitis a la acumulación de placa con bacterias que ocasionan una inflamación excesiva en las encías al grado que comiencen a sangrar. El sangrado constante provoca ese olor metálico ya que desprende un gas la sangre al interactuar con la saliva y junto con las bacterias o con la descomposición de restos de comida.


Ultima revisión:



Usamos cookies. Leer más